100 formas para reducir el estrés

1. Busca el silencio de vez en cuando.

Apaga el televisor, tu teléfono celular, el ordenador, la sobrecarga de información, porque estas cosas pueden causar estrés. Apreciar el silencio te puede ayudar a sentirse más relajado y tranquilo.

2. Aprende meditación.

La meditación es una forma excelente de calmar tu mente, y también tiene muchos beneficios saludables positivos. Las personas que hacen meditación de forma regular incluso podrían vivir por más tiempo.

3. Toma un baño.

Relajarse tomando un baño cálido en las noches es una gran manera de relajarse y de preparar tu cuerpo para el sueño. Apaga las luces y coloca algunas velas alrededor de tu bañera para generar un ambiente de tranquilidad.

4. Lee libros que nutran el alma.

Los libros que contienen afirmaciones positivas, meditaciones diarias o historias edificantes te ayudarán a sentirse mejor y a restaurar la creencia de que la vida puede ser buena.

5. Prueba la aromaterapia.

Muchos aceites de aromaterapia son conocidos por sus propiedades relajantes. Añade unas cuantas gotas a tu tina de baño, o prepara un aceite suave para frotar en tu piel, échate sobre tu espalda, relájate y disfrutar de los aromas relajantes que estos aceites emiten.

6. Busca tu pasión.

Persigue tu felicidad; dedica tiempo y energía a algo que te importe. Elige un pasatiempo o interés que te estimule y te de energía, algo que disfrutes tanto que puedas perderte felizmente mientras lo haces.

7. Deja de leer/mirar las noticias.

Especialmente de noche antes de ir a la cama. Si te sientes estresado debido a leer o escuchar las noticias, entonces evítalo. Las malas noticias puede hacer que te sientas peor. Está bien que te desconectes de las noticias negativas si estas te molestan, esto no te hará ver como una persona menos responsable.

8. La risa sana.

La risa es buena para el alma y puede mejorar tu estado de ánimo. Alquila un DVD de comedia, ve a una película divertida, lee un libro que te haga reír.

9. Haz que tu casa sea tu santuario.

Decora tu casa en una forma que te brinde placer. Que tu casa sea un lugar donde puedas mirar alrededor y ver aquellas cosas que te hacen feliz. No tienes que gastar una gran cantidad de dinero; unas cuantas plantas, unos cojines coloridos y unos cuadros en las paredes pueden hacer que tu hogar sea un lugar acogedor donde disfrutes pasar tiempo.

10. Disfruta de un masaje.

El masaje es bueno para tu cuerpo y para tu alma. Algunos estudios demuestran que el solo hecho de sentir el toque de otra persona es sanador. El masaje te ayuda a relajarte, a liberar la tensión física y a dejar salir el estrés emocional.

11. Déjalo salir.

Ten un buen llanto, esto te puede hacer sentir mucho mejor. Las lágrimas son la sangre del alma, y llorar nos ayuda a sanarnos emocionalmente.

12. Ejercítate.

El ejercicio es un desestresante muy conocido. Las endorfinas que se liberan cuando haces ejercicio mejoran tu estado de ánimo. Elige una forma de ejercicio que disfrutes, el ejercicio no tiene por qué convertirse en un quehacer más. Por lo menos, trata de hacer ejercicio 3 veces por semana, con sesiones de al menos 20 minutos de duración.

13. Acaricia tu mascota.

¿Tienes una mascota? Algunos estudios sugieren que si acaricias un gato, un perro o cualquier otra mascota puede ayudar a liberar tensiones acumuladas.

14. Escucha CDs de visualización guiada o de autohipnosis.

Selecciona CDs de visualizaciones guiadas y de la autohipnosis que estén diseñados para reducir el nivel de estrés. Simplemente relájate, reproduce el CD y empieza a experimentar un nuevo nivel de relajación.

15. Prueba el yoga.

El yoga es una forma de ejercicio mental, corporal y espiritual que te puede ayudarte a desarrollar fuerza, aumentar la flexibilidad del cuerpo y a tranquilizar la mente. Las técnicas tranquilizantes de respiración y la relajación son partes fundamentales de una práctica regular de yoga.

16. Come saludablemente.

Mente sana en cuerpo sano. Come alimentos que sean ricos en proteínas magras como la carne y el pescado, los carbohidratos complejos como el pan y la pasta integral, y no olvides incluir abundantes frutas y verduras frescas en tu dieta. Evita la comida chatarra y los alimentos azucarados, estos alimentos promueven el estrés, el aumento de peso y carecen de las vitaminas y los minerales esenciales.

17. Evita la cafeína.

El té, el café y los refrescos de cola puede agravar tu estrés debido a que la cafeína que estas bebidas contienen actúa como un estimulante. Esto puede hacer que te sientas 'hiperactivo'. Bebe con moderación o reemplaza estas bebidas por un té medicinal o por té verde.

18. Duerme el tiempo suficiente.

Si vives de forma frenética vas a sentirse exhausto y estresado. Asegúrate de dormir el tiempo suficiente. De esta forma podrás hacer frente a los afanes de cada día.

19. Comunica tus problemas.

Si tienes problemas que están rondando por tu mente que crees que no puedes resolver por ti mismo, habla de ellos con un amigo cercano o con un familiar. Si comunicas tus preocupaciones te puede ayudar a sentirte mejor, y quizás tu amigo pueda ofrecerte una perspectiva diferente y útil, o pueda darte un buen consejo.

20. Camina un poco.

Una caminata de 20 minutos en el aire fresco puede ayudar a descansar tu mente y a mejorar tu estado de ánimo. Si caminas con el vigor suficiente, esto también puede contar como una de tus sesiones semanales de ejercicio.

21. Organízate.

Ser organizado puede ayudarte a sentirte más en control de tu vida. Planea con suficiente anticipación y prepárate. Empieza tu preparación desde la noche anterior, ya sea para el trabajo o para cualquier otro evento, esto te ayudará a reducir el riesgo de estar estresado mientras corres por 'los afanes de la mañana'.

22. Establece metas realistas.

Conoce lo que quieres alcanzar y luego averigua cómo vas a lograrlo. No te predispongas a fallar, elige metas que sabes que tú pueden alcanzar fácilmente alcanzables en tus circunstancias actuales.

23. Ayuda a alguien, ofrécete como voluntario.

No te concentres sólo en ti mismo, haz algo bueno por otra persona. Escoge una causa que te atraiga, o ayuda a un ser querido y que también se encuentre estresado.

24. Escucha música.

Elija un tipo de música que te energice y te inspire; escucha tus canciones favoritas. Si lo deseas, canta tan fuerte como puedas, si quieres. La música te ayuda a mejorar tu estado de ánimo.

25. Enumera tus bendiciones.

Recuerde todas aquellas cosas buenas que tienes en la vida, a las personas que te importan y tus logros obtenidos. Vas a encontrar que tienes muchas cosas por las cuales debes estar agradecido.

26. Lleva un diario.

Escribir tus pensamientos puede servir para sanarte emocionalmente, y si llevas un diario te puede ayudar a identificar a aquellas personas y situaciones que te están causando estrés. Una vez que sepas cuales son esos causantes, entonces puedes tomar las medidas necesarias para hacerles frente.

27. Explora tu creatividad.

El arte, la artesanía, la poesía - acceder a tu lado creativo podría ayudarte a recordar aquellas cosas que son realmente importantes para ti. No te preocupes por ser "bueno en eso", sólo disfrutar el proceso de crear algo.

28. Tómate unas vacaciones.

Si no puedes costearte unas vacaciones con todas las de la ley, entonces planifica salir un fin de semana o un viaje de un día. El cambio de paisaje te sentará bien.

29. Haz un listado de 'cosas por hacer'.

Si te sientes abrumado por todas las cosas que tiene que hacer todos los días, entonces crea una lista de cosas por hacer. Coloca las tareas importantes y necesarias en la parte superior de la lista y trabaja el resto de la lista en su orden, tachando las cosas fuera en la medida que las vas haciendo.

30. Prueba las hierbas medicinales.

Los tés de hierbas como manzanilla, lavanda, la passiflora y cedrón pueden ayudar a relajarte. Y, estos no contienen cafeína.

31. Busca una perspectiva diferente.

La ansiedad y la preocupación pueden dominar tu vida. Si te ves constantemente preocupado por ese mismo problema, entonces trata de verlo de una forma diferente. Pídele a un amigo o a un familiar que te diga su opinión del asunto - tal vez pueda ayudarte a ver ese problemas de manera distinta.

32. Ordena tu casa.

Una casa desordenada te puede hacer sentir más estresado. Limpia, bota la basura y donar los artículos que ya no quieres a la caridad. Una casa con buen espacio te animará a que tengas una mente y un pensamiento claro.

33. Busca ayuda médica si estás deprimido.

Si usted siente que el estrés te está llevando a la depresión, entonces es un asunto serio. Consulte a tu médico inmediatamente y pide ayuda.

34. Deja el diálogo interno negativo.

Deja de hablar mal de ti mismo en tu mente, el diálogo interno negativo te debilita. Tú puedes lograrlo. Y tu vida tiene sentido. Anímate a ti mismo, recuerda todas las cosas que puedes hacer exitosamente y recuerda todas aquellas personas que se preocupan por ti.

35. Regálate algo.

De vez en cuando regálate algo que te guste, no tiene por qué ser algo costoso. Un nuevo corte de cabello, una taza de rico chocolate caliente, una nueva aplicación, o un juego pueden brindarte un estímulo temporal y levantarán tu ánimo.

36. Dedícate a la vida espiritual.

Se dice que las personas espirituales experimentan menos estrés que aquellas personas que no tienen creencias espirituales. Ve a la iglesia, aprende meditación Budista, únete a un grupo de yoga. La espiritualidad tiene muchas formas - elige algo que te llame la atención.

37. Envíate mensajes a ti mismo.

Si colocas mensajes edificantes por toda tu casa podrían recordarte que debes sentirte bien contigo mismo. Los imanes colocados en la nevera o los pequeños carteles con cortos mensajes o afirmaciones positivas pueden fortalecer tu determinación a permanecer con una actitud positiva.

38. Date una ducha.

Si te estresa estar con otras personas o en medio de multitudes, lávate de esa sensación al final del día. Una buena ducha puede ayudar a que te sientas mejor inmediatamente.

39. Prueba la acupuntura.

La acupuntura, una forma de Medicina Tradicional China, pueden ayudarte a aliviar el estrés y la tensión física. Busca en Internet los profesionales que se encuentran cerca de tu área.

40. Ponle horario a tus preocupaciones.

Luego, deja de pensar en ellas. Si te das cuenta que constantemente estás preocupado, fija una franja de tiempo de 15 minutos para "preocuparte" todos los días. Permítete tener preocupación acerca de tus problemas sólo en este espacio de tiempo señalado. Luego detente. Distrae tu mente con otras actividades.

41. Busca un abrazo.

De alguien que amas; tu pareja, tus hijos, un abuelo - incluso una mascota. El contacto físico es bueno para el alma.

42. Levántate 15 minutos más temprano.

Comienza tu día 15 minutos más temprano para que tus mañanas sean menos estresantes. Ese tiempo extra te permitirá estar listo para el nuevo día sin que tengas que andar apresurado.

43. Practica la autoaceptación.

Conoce qué cosas puedes y qué cosas no puedes cambiar. Las acciones de algunas personas y ciertas situaciones están más allá de tu control. Aprende a reconocer cuando no hay nada que puedas hacer para cambiar la forma como son las cosas.

44. Cuida tu apariencia.

Si tienes cuidado de tu cuerpo, teniendo un peso saludable y manteniendo un cabello y una piel que se vean bien, puede ayudarte a sentirse con más confianza en ti mismo. Haz el esfuerzo de aumentar tu autoestima.

45. Postergar las cosas causa estrés.

Hay un dicho que dice: no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Dejar muchas cosas pendientes puede causarte estrés. Trata de hacer las cosas que tengas que hacer tan pronto como te sea posible.

46. Simplifica tu vida.

Mantén las cosas simples, no necesitas más de un teléfono; no necesitas un armario gigante y abultado repleto de cosas que ya no usas. Simplifica tu vida con sólo esos artículos que realmente necesitas o que te gusten.

47. Usa calendarios y agendas.

Usa calendarios y agendas, para que puedas mantenerse al día con todas las cosas que tienes que hacer, y puedas recordar eventos importantes como cumpleaños. Muchos celulares y computadoras tienen funciones de agenda y de calendario que puedes usar.

48. Mantén tu carro y tus electrodomésticos con buen mantenimiento.

Trata de estar al tanto de tus propias cosas. Los electrodomésticos dañados pueden añadir estrés adicional a tu vida cotidiana. Asegúrate que aquellas cosas que más necesitas como los calentadores a gas y tu auto sean revisados frecuentemente ​​para evitar situaciones estresantes en el futuro.

49. Siempre ten un plan B.

La vida no siempre funciona de la manera que queremos. Si siempre tienes un plan B, o un plan C o D si es necesario, vas a evitar es estrés de sufrir desilusión. Aprende a adaptarte, se abierto a distintas posibilidades.

50. Sal 15 minutos antes para tu citas y compromisos.

Asegúrese de apartar tiempo suficiente si tienes que estar en cierto lugar a una hora determinada. Nada eleva más los niveles de estrés que tratar de luchar contra el tráfico, o que experimentar retrasos en el transporte público, en esos momentos cuando vas tarde.

51. Aprende a bajar tus estándares.

No eres superman o superchica. Nadie lo hace todo bien todo el tiempo. Ser un perfeccionista puede ser estresante. Haz lo mejor posible, recorre la milla extra cuando sea necesario, pero aprende a reconocer cuando es tiempo de decir: ya basta.

52. Aprende a saber cuando dejar ir a algo o a alguien.

Aferrarte a personas o a patrones de comportamiento que ya no son buenos para ti, puede causarte estrés. Algunas veces, sólo tienes que avanzar pasar empezar a sentirte mejor.

53. Siempre descansa a la hora del almuerzo.

Tu cuerpo y tu mente necesitan descanso. No te saltes la hora del almuerzo en el trabajo, y toma descansos regulares durante todo el día. Una pausa en el trabajo puede descansar tu mente, para que esta funcione mejor el resto del día.

54. Haz que tu habitación sea tu santuario.

Saca el televisor y el desorden de tu habitación. La televisión actúa como un estimulante del cerebro, y si ves televisión a última hora por la noche, antes de irse a dormir, puede mantener tu mente activa y causarte insomnio. Haz de tu dormitorio un lugar para dormir, y solamente para dormir.

55. Deja de fumar.

Deja de fumar si es posible. Podría parecer que fumar es relajante, pero la nicotina es, de hecho, un estimulante. Dejar de fumar puede ser muy estresante en el corto plazo, pero los beneficios a largo plazo para tu salud y tu bienestar son enormes. Busca ayuda profesional para que te ayude a dejar de una vez por todas.

56. Haz algo amable por alguien que no conoces.

Si tienes actos bondadosos al azar puede ayudarte a mejorar tu estado de ánimo y el de la otra persona. Haz algo sencillo y amable por alguien que no conozcas tanto, por ejemplo, un compañero de trabajo a quien casi no hables.

57. Trata de ser flexible.

Tener una actitud rígida en la vida es estresante porque cuando las cosas cambian, como inevitablemente va a ocurrir, esa visión inflexible de la vida hace que sea más difícil y aterrador que puedas adaptarte. Trata de no ser tan rígido en tus caminos. Aquellos que están abiertos a nuevas experiencias, mantienen su mente activa y son menos propensos a sufrir de estrés.

58. Toma cada día un día a la vez.

Nadie puede predecir el futuro. Tómate cada día tal como llega y trata de no preocuparte por cosas que no han, o que nunca podrían, ocurrir.

59. Aprende a ser paciente.

A veces tienes que esperar en la fila. No dejes que los retrasos te estresen. Está preparado - lleva un pequeño libro para leer, juega con tu teléfono celular. Usa el tiempo de espera para relajarte. No tiene sentido estar en la fila cada vez más alterado. Algunas cosas están fuera de nuestro control. Relájate y déjate llevar por las cosas.

60. Prueba las artes marciales.

Si el estrés te está haciendo sentir demasiado enojado o agresivo, entonces trata de manejar esa agresión de una forma controlada. Las artes marciales como el Kung Fu, Karate o Jujitsu, enseñan habilidades de combate dentro de un ambiente seguro y controlado - lo cual te ayuda a liberar el enojo represado de una manera positiva.

61. Aprende a delegar.

Si tienes muchas cosas que hacer, aprende a delegar tareas. Tu familia puede ayudarte, como también podrían tus compañeros de trabajo, si realmente tiene demasiadas cosas que hacer.

62. Evita las personas tóxicas.

Las personas quejumbrosas y lloronas pueden sutilmente bajarte el ánimo. Deja la gente negativa y rodéate de buenos amigos y de familiares que tengan las mejores intenciones.

63. Aprende una nueva habilidad.

Dominar una nueva habilidad puede ayudarte a aumentar tu autoestima. Asegúrate de elegir algo que te llame la atención, y sea divertido para ti.

64. Soluciona los conflictos hablando directamente.

Si el conflicto es una fuente de estrés para ti, hable de forma directa y racional a la otra persona. Haz tu mejor esfuerzo para comunicar tu punto de vista claramente sin emociones. De esta forma habrás aportado lo mejor de ti para solucionar el problema. Si la otra persona no viene hasta la mitad de camino para encontrase contigo, entonces ese es su problema.

65. Planea pasar tiempo con tu familia y tus amigos.

Pasar tiempo con las personas que amas y que te pueden ayudar a relajarte, a divertirte y a recordarte aquellas cosas que son realmente importante en la vida.

66. Pasa tiempo al aire libre.

Vuelve a conectarte con la naturaleza. Una caminata por el parque, en el campo o en la playa puede ayudarte a aliviar el estrés. Tómate tu tiempo para observar las plantas, los árboles, las flores y la fauna que te encuentres. El mundo natural contiene muchas cosas bellas que podrán ayudarte a recordar que la vida es preciosa.

67. Prueba la reflexología.

La reflexología es una técnica de masaje en los pies que puede ayudarte a relajarte y a aliviar el estrés. Reserva una sesión como un regalo para ti mismo.

68. Administra tus finanzas.

Las deudas causan estrés. Mantén el control de tus finanzas y planifica tus gastos cuidadosamente. No gastes lo que no tienes. Aprende a gastar responsablemente. Las posesiones generalmente, traen una felicidad efímera, las deudas financieras pueden durar toda una vida.

69. Aprende a priorizar.

No te preocupes por las cosas pequeñas, como se suele decir, y tratar de no dejar que las cosas pequeñas te estresen. Algunas cosas sencillamente no valen la pena como para enojarte por ellas.

70. Mira la vida como un viaje no como un destino final.

Si eres capaz de ver tu vida como un viaje, donde a veces te desvías del camino principal, te sentirás menos estresado. Metas tales como "Voy a estar casado a los 25 años", o "voy a estar ganando una cantidad X cuando tenga 40 años", podrían no alcanzarse. Quizás no vayas a ir de A hasta B de la forma que planeaste. Eso no es importante, disfrutar recorrer el camino es mucho más divertido.

71. Prueba productos que te ayuden a aliviar el estrés.

Libera tu enojo usando una pelota anti-estrés. Las pelotas antiestrés proporcionan una forma económica y divertida deliberar el estrés. Apretarlas puede ayudarte a aliviar la tensión física y emocional.

72. Aprende a decir no.

Algunas veces sencillamente no puedes estar disponible para todas las personas. Aprende a poner límites saludables en tu vida. Si constantemente estás dando vueltas tratando de ayudar a otras personas, aprende a detenerte. A veces tus propias necesidades tienen que ser satisfechas primero. No tienes que volverte egoísta, sólo que debes saber cuando poner límites.

73. Lee por placer.

Los libros e historias pueden transportarnos a lugares nuevos en nuestras mentes, y nos ayudan a dejar de lado las preocupaciones. Lee libros que te interesan y te inspiren - autobiografías, autoayuda, novelas de suspenso, libros de recetas, diarios de viaje - elige cualquier cosa que disfrutes.

74. Coloca plantas en tu casa.

Algunos estudios sugieren que las plantas en el hogar pueden ayudar a reducir la presión arterial y a aliviar el estrés. Es más, las plantas se ven bien y también pueden ayudarte a mantener tu casa con una apariencia limpia y fresca.

75. Aprende a perdonar.

A ti mismo, y a los demás. Culpar y sentirse culpable son emociones tóxicas y estresantes. Destierra estas emociones, aprender a soltar las heridas o remordimientos del pasado. Lo hecho, hecho está, y ninguno de nosotros puede cambiar el pasado.

76. Practica Reiki.

El reiki es una forma de sanación espiritual. Todo lo que tienes que hacer es programar una sesión, llegar allá, tumbarse y relajarse. El terapeuta de Reiki colocará sus manos sobre ti para ayudarte a liberar la energía negativa y estresante.

77. Realiza primero las tareas desagradables o menos placenteras.

Realiza a primera hora del día aquellas tareas que sean aburridas o poco agradables - te sentirás menos estresado después que las hayas terminado. Deja tiempo disponible más tarde en el día, para hacer las cosas que disfrutas.

78. Crea un tablero de tu visón/metas.

Date cosas que anhelar y aspirar en tu vida. Un tablero que muestre imágenes recortadas de revistas que representen tus objetivos, puede inspirarte a mantenerte perseverando si tu estado de ánimo es bajo.

79. No sobre-dramatices tus problemas.

Nadie puede predecir el futuro, pero tratar de pensar a largo plazo. Una mala semana no significa que tu vida vaya a ser mala para siempre. La vida es un viaje con cambio constante. Todo el mundo experimenta altos y bajos, y períodos aburridos donde parece que nada sucede.

80. Asiste a un evento.

Ve a ver algo que disfrutes. Un encuentro deportivo, un show en el teatro, un concierto musical, una banda en vivo - cualquier cosa que te interese. Saca tiempo para ir a ver algo que te de energía o te inspire.

81. Mantén tu peso.

Tener sobrepeso es estresante y puede causar baja autoestima. Si mantienes un peso saludable, vas a tener más energía y te sentirás mejor acerca de ti mismo en general. Otra buena razón para hacer ejercicio.

82. Dedícate a la jardinería.

Los jardineros aficionados encuentran que cuidar y nutrir las plantas es una actividad relajante y gratificante. Si no tienes un jardín, siempre podrás plantar en una maceta para colocar en ventana o en un balcón.

83. Baila.

Hay un famoso refrán: "Trabaja como si no necesitaras el dinero. Ama como si nunca te hubieran lastimado. Y baila como si nadie te estuviera viendo." Bailar libera el estrés y es divertido. Corre las cortinas o persianas, súbele a la música y baila como si nadie te estuviese viendo.

84. Imagina el peor escenario posible.

Si te das cuenta que constantemente estás preocupado por un problema en particular, trata de imaginar lo peor que podría ocurrir con respecto a esa preocupación. Después, trata de establecer lo que tendrías que hacer si eso ocurriera. Tener un plan y sentirse preparado te puede ayudar a eliminar el miedo y el estrés que esa preocupación te están causando.

85. Mira el atardecer o el amanecer.

Hay algo especial en la quietud de la madrugada y algo profundamente hermoso en los colores del atardecer. Aquieta y nutre tu alma disfrutando de esos placeres sencillos y naturales.

86. Cambia tu rutina.

El novelista brasileño Paulo Coelho dijo: "Si usted piensa que la aventura es peligrosa, entonces prueba la rutina. Es letal..." Cambiar la forma como haces las cosas puede ayudarte a aliviar el estrés, el cambio es bueno para nuestros cerebros. No hagas las mismas cosas en ciertos días, semanas tras semana. Revuelve un poco las cosas.

87. Hornea o cocina:

No puedes superar la comida casera; sabe mucho mejor para uno, generalmente es más nutritiva y hay algo profundamente satisfactorio cuando preparamos nuestra propia comida. Comparte lo que has cocinado con otras personas para que tengas ese factor adicional de bienestar.

89. Pide ayuda.

Algunas veces sólo tienes que pedir ayuda. Si el estrés te está matando, habla con un familiar cercano, un amigo o con tu médico. Pide favores, podrás pagarlos generosamente, una vez que te sientas menos estresado.

90. Prueba con clases de Tai Chi o Qi Gong.

Tai Chi y Qi Gong son artes marciales chinas que se enfocan en el movimiento y el control de la respiración. Los movimientos son suaves, fluidos y precisos. Algunas veces se describen estas técnicas como una forma de meditación en movimiento, ambas técnicas son recomendadas por sus cualidades para eliminar el estrés.

91. Evita el chisme.

Encontrarte atrapado en medio del chisme puede causarte estrés. Las personas quedan herida debido a los chismes infundados de todos los días. Evita escuchar chismes y evita repetirlos. Aléjate de cualquier actividad que pueda tener consecuencias potencialmente estresantes.

92. Visualiza el éxito.

La visualización creativa es una técnica donde te imaginas de una forma positiva en el futuro. Todo lo que tienes que hacer es acostarte, relajarte e imaginarte que estás alcanzando con facilidad y eficacia aquellas metas que te podrían causar estrés.

93. Busca consejería.

Si sientes que el estrés está dominando tu vida, quizás necesites ayuda profesional. Las sesiones de consejería pueden ayudarte a tener una nueva perspectiva de tu situación. Algunas formas de consejería como la Terapia Cognitivo Conductual (TCC) puede ayudarte a ver los problemas de una forma distinta, ayudándote a manejar el estrés con mayor eficacia.

94. Prueba la técnica de biofeedback.

El biofeedback es una técnica que puedes aprender para que te ayude a relajarte y a manejar el estrés efectivamente. Muchos médicos lo recomiendan. Buscar en Internet para que encuentres un profesional del biofeedback en tu área.

95. Come alimentos que te ayuden a reducir el estrés.

La avena, el pan y la pasta integral y pasta, el pescado azul, el té negro, las nueces de pistacho, el aguacate y la leche son algunos de los alimentos que te pueden ayudar a combatir el estrés.

96. Crea situaciones ganar-ganar.

Si estás tratando con personas difíciles, y esto te resulta estresante, trata de crear resultados donde todos ganen de alguna forma.

97. Aprende de tus experiencias - buenas y malas.

No te des una paliza por tus errores pasados​​. Aprende de ellos; piensa cómo vas a hacer las cosas de forma distinta en el futuro. Cuando tienes éxito, mira lo que hiciste para lograr tu objetivo, y luego tratar de repetir esos mismos métodos en los proyectos futuros.

98. Prueba el auto masaje.

Si no puedes costearte un masaje normal, entonces cómprate un auto-masajeador. De esta manera, podrás aliviar la tensión física y vas a recibir todos los beneficios anti-estrés que proporciona un masaje regular.

99. Usa el agua como terapia.

Estar cerca del agua tiene un efecto tranquilizador. Ya sea un lago, una cascada, el océano o incluso la lluvia. El agua genera los "iones negativos" que te ayudan a aliviar el estrés y a mejorar tu humor.

100. Disfruta las cosas pequeñas y sencillas de la vida.

Tómate el tiempo para disfrutar de los placeres sencillos de la vida, un día hermoso, pasar el tiempo riéndose con los amigos, las flores plenamente florecidas. Todos los días ocurren muchas cosas positivas alrededor de nosotros. Aprende a detenerte, a percibir y a apreciar. La vida es un milagro que debemos disfrutar tanto como podamos.

También puedes ver…

There is 1 comment
Mirna Argueta

Interesante, muchas gracias

August 13, 2013 - 01:41


Regresa Arriba

NowLoss.com en Español
Acerca de | Contáctanos | Política de Privacidad | Descargo de Responsabilidad | Mapa del sitio
Escribe para NowLoss.com / Contribuye tu contenido
© 1996-2013 NowLoss.com