cómo dejar de fumar

7 Formas de Dejar de Fumar Exitosamente

1. Reduce El Consumo:

Este es un método de reducción progresiva para dejar de fumar. Algunas personas prefieren reducir lentamente el consumo de cigarrillo durante cierto período de tiempo, y es un buen método en muchas formas, porque te da la oportunidad de que gradualmente te acostumbres a la idea.

Vas a ganar fortaleza y confianza en ti mismo tan sólo por ver de primera mano que tienes la fuerza interna necesaria para dejar de fumar completamente. Asegúrate de contar con una estrategia y una fecha futura en la cual planees dejar de fumar.

Por ejemplo; tal vez decidas dejar el cigarrillo en un mes. Reduce la cantidad de cigarrillos que fumas diariamente tan sólo en uno por día, así que dentro de un mes a partir de ahora, habrás alcanzado tu meta de llegar a ser un no fumador.

Asegúrate de escribir o de hacer seguimiento a todos tus logros diarios en un lugar donde puedas verlo a menudo, de tal forma que puedas ver qué tan bien lo has hecho y qué tan lejos has llegado.

2. En Seco

Algunas personas prefieren botar los cigarrillos y dejan de fumar súbitamente. Si eres un fumador empedernido, es normal que tengas ansias muy fuertes después de dejar de fumar. Asegúrate de estar preparado para esos momentos de ansiedad y ten a la mano estrategias para que puedas combatir las ganas.

Encuentra formas de distraerte como, come algo (trata de que sea algo saludable, no querrás tener un problema de sobrepeso después que hayas dejado de fumar) toma un vaso de agua o una lata de gaseosa, da una corta caminata, llama a un amigo - haz cualquier cosa que puedas imaginar para desviar tu atención de esas ansias.

Ciertos factores desencadenantes que provocaban que tú fumaras eran peligrosos. Esto podría significar que tengas que cambiar tu estilo de vida por algún tiempo. Trata de alterar tu rutina y mézclala un poco.

3. Reemplazos de Nicotina

Los parches se encuentran fácilmente y no necesariamente necesitas una fórmula médica, en todo caso es mejor que consultes a tu médico acerca de su opinión sobre el tipo de parche deberías comenzar. Los parches disminuyen tus ansias y funcionan mediante la emisión de cantidades controladas de nicotina en tu cuerpo, durante períodos de hasta 24 horas.

Los parches liberan nicotina de forma constante, en lugar de tener que tomar una gran dosis de nicotina del cigarrillo. Los parches están diseñados para usarse ​​durante cierto periodo de tiempo, normalmente unas 8 a 10 semanas, dependiendo de qué tan fumador seas. Poco a poco podrás dejar la nicotina mediante la reducción de la dosis durante ese periodo de tiempo, hasta que dejes de fumar completamente.

Otros métodos para dejar de fumar son las pastillas, gomas de mascar e inhaladores nasales. No se requiere una fórmula médica para estos métodos de reemplazos de nicotina y pueden encontrarlos como productos de venta libre en la tienda local.

4. Medicamentos

Algunos medicamentos, tales como Zyban y Chantix están disponibles para ayudar a que los fumadores dejen de fumar. Tú comienzas a tomarlos antes de dejar de fumar, normalmente una semana antes de tu fecha objetivo. Estos medicamentos sólo pueden obtenerse mediante prescripción médica, debido a que pueden causar efectos secundarios por lo que tú necesitas estar bajo supervisión médica ​​mientras estés tomándolos.

Ellos pueden ser un método maravilloso para dejar de fumar y muchos fumadores han tenido historias de éxito debido a los medicamentos, aunque hay que mencionar que estos no son aptos para todo el mundo debido a sus efectos secundarios. Nunca los tomes si usted no se encuentra bajo supervisión médica.

5. Hipnosis

La hipnosis es el poder de la sugestión. No te hará hacer cosas tontas como actuar como una gallina a menos que quieras hacerlo. Es sencillamente una sugestión que se coloca en tu mente mientras tu cerebro está experimentando un estado de onda cerebral profundo. Tú estarás bastante consciente de lo que se te dice y podrás aceptar o rechazar la sugestión. Podría llegar a ser una herramienta muy poderosa para usar.

6. Acupuntura

Por otro lado, la acupuntura es la inserción de agujas diminutas en ciertos lugares. Aunque eso suene doloroso, las agujas son tan finas que casi no se sentirán. La acupuntura ayuda a reducir los deseos y también ayuda a aliviar los síntomas que se experimentan en el proceso de dejar de fumar, tales como ansiedad, nerviosismo, irritabilidad, desasosiego y falta de concentración.

7. Libros de Autoayuda y Consejería

Hay una enorme cantidad de libros disponibles que te ayudarán a dejar de fumar. Con frecuencia, si lees e investigas las razones por las cuales empezaste a fumar en primer lugar, te podría dar una mejor comprensión de por qué sigues fumando. Adquiere el conocimiento que podría ser de utilidad en ayudarte a entender tu hábito.

Programas de consejería y para dejar de fumar tienen un valor incalculable. Los consejeros y el personal de apoyo están disponibles para hablar y ayudarte cuando las cosas se pongan difíciles y con frecuencia esto es suficiente, tan sólo ser capaz de hablar con alguien que entienda tu situación. A menudo estas personas son ex fumadores y tienen una firme comprensión de lo que tú estás experimentando.

Si no eres un fumador, pero tienes un familiar o un amigo que sí lo es, puede ser doloroso estar mirando que la salud de esos seres queridos se deteriore paulatinamente a causa de los cigarrillos. Desafortunadamente, esta es una decisión que no te pertenece. El fumador es quien tiene que decidir que necesita parar de fumar. Aunque a decir verdad, si los alentamos y le sugerimos la idea de forma moderada esto podría ayudarles a decidir por ellos mismos.

Desafortunadamente, ni hacer sentir culpable al fumador ni los insultos van a servir a la causa, de hecho sólo podría empeorar las cosas. Como se mencionó anteriormente, el miedo y la duda son cosas que mantienen al fumador sumergidos en el hábito. Las personas tienen que darse cuenta de que pueden dejar de fumar y que es totalmente posible.

Debemos entender que el vicio del cigarrillo es una adicción en tres vías - emocional, química y de aburrimiento. Puede ser muy difícil cuando te tratas de dar por vencido; el fumador promedio hace hasta ocho intentos para dejar de fumar. Se puede lograr - no te desanimes si te llegas a debilitar, puedes empezar de nuevo.

Decídete, fija una fecha y quizás prueba otro método. Tú estás luchando contra un hábito que te ha dominado física y mentalmente. Muchas personas han dejado de fumar y tú también puedes hacerlo - hay líneas telefónicas para personas que quieren dejar de fumar que están disponibles para ayudarte en esos momentos de desesperación, ellos te van a escuchar y te darán la ayuda que necesitas y te ofrecerán compasión, te animarán y no te sermonearán.

También puedes ver…


Regresa Arriba

NowLoss.com en Español
Acerca de | Contáctanos | Política de Privacidad | Descargo de Responsabilidad | Mapa del sitio
Escribe para NowLoss.com / Contribuye tu contenido
© 1996-2013 NowLoss.com